Desde Europa, las ollas y accesorios para cocina de materiales nobles que perduran en el tiempo. Orgullosos de sus raíces, cada pieza luce el lema “Made in France”. Su espíritu por el buen comer los motivó para obtener diversos certificados de calidad y garantías de producción. Generaciones de trabajadores, hombres y mujeres, se han sucedido mutuamente adaptándose a las nuevas tecnologías para mantenerse a la vanguardia de los requisitos en este distinguido y exigente rubro.