Barry Cohen descubrió un sistema de iluminación autoamplificado que resolvería el problema de la lectura horaria en situaciones de escasa visibilidad. Se asoció con un amigo, Richard Timbo, y así nació Luminox en 1989, impulsada por el compromiso de ofrecer una legibilidad de vanguardia para los relojes deportivos de alto rendimiento. Con 25 años de experiencia, han sido validados por muchas unidades militares que lo incorporaron en su equipo estándar.