El trabajo de Aram refleja la franqueza del proceso hecho a mano. Cada pieza se fabrica utilizando técnicas tradicionales antiguas, creando objetos artesanales extraordinarios. La calidad es el resultado de una mezcla perfecta entre materiales y originalidad. El resultado es un producto que se adapta tanto en interiores contemporáneos como en interiores más clásicos.