La fabricación de utensilios de cocina de esmalte de porcelana comenzó en 1922, en la región de Mostviertel, Austria. Hoy se encuentra al frente de la compañía la novena generación de aquella familia que dio origen a esta prestigiosa marca. Conservando su experiencia, pero manteniéndose al día con los avances tecnológicos del rubro, han crecido a lo largo de los años, pero su legado de calidad nunca cambiará.