Fue el primero en revolucionar la ropa interior masculina. Sus modelos se inspiran en una hamaca de un catcher de béisbol. Trabajaron en conjunto con una costurera y un diseñador, catorce prototipos más tarde, BallPark Pouch™ y SAXX Underwear ya estaban listos para la acción. El enfoque se mantiene firme, crear prendas de primer nivel que le permiten moverse libremente, sin restricciones. Prendas que se sienten como si estuvieran allí, que elevan las experiencias diarias, que simplemente funcionan.