Es el principal fabricante del mundo de juguetes de alta gama, con 103 años de historia. Todavía utiliza materiales y técnicas de fabricación tradicionales. Cada modelo está meticulosamente cosido y acabado a mano por los talentosos artesanos de Giengen, Alemania. Los animales de Steiff están hechos de mohair, alpaca, cashmere, terciopelo, algodón, fieltro y felpa tejida, un material generalmente reservado para la industria de la alta costura. Son verdaderas reliquias familiares que se transmiten de generación en generación.